martes, 1 de abril de 2014

Gullinbursti

Gullinbursti (Nórdico antiguo: Crines doradas o Cerdas doradas), también conocido como Slíðrugtanni, es un jabalí mágico de la mitología nórdica. Este jabalí fue forjado por el enano Brokkr con la ayuda de su hermano Eitri (o Sindri) por una apuesta que hicieron con Loki. El dios timador encargó a los hijos de Ivaldi varios regalos para los dioses: una cabellera de oro para Sif, el barco Skíðblaðnir para Frey y la lanza Gungnir para Odín. Así, Loki orgulloso, apostó su cabeza a que Brokkr y Eitri serían incapaces de superar sus presentes, pero perdió la apuesta cuando éstos forjaron el anillo Draupnir para Odín, el martillo Mjolnir para Thor y el cerdo Gullinbursti.

La historia donde se narra la creación de este jabalí la podemos encontrar en el Skáldskaparmál de la Edda prosaica de Snorri Sturluson, donde Loki, transformado en mosca, intentaba interferir en el trabajo de los enanos:
«Sindri dejó una piel de cerdo en el fuego y le pidió a Brokkr que avivara con el fuelle, y no cesaron de trabajar hasta que no sacó del fuego lo que en él puso. Pero cuando salió de la fragua, mientras el otro enano soplaba, una mosca se posó sobre su mano y le picó, sin embargo no dejó de soplar como antes hasta que su compañero sacó del fuego su trabajo: un jabalí cuyo nombre significa de cerdas doradas [...] Entonces Brokkr entregó sus regalos: a Frey le dio el jabalí, asegurando que podía correr por el aire y el agua mejor que cualquier caballo, y nunca habrá oscuridad en la noche o brumas en las Regiones Turbias que su luz no pueda disipar, pues este es el resplandor que desprenden sus crines y cerdas».
Según el poema Húsdrápa, Frey acudió al funeral de Balder a lomos de Gullinbursti, mientras que en Gylfaginning, Snorri afirma que Frey cabalgó hasta el funeral en un carro tirado por el jabalí.

El tercer regalo - Elmer Boyd Smith
Gullinbursti y Frey - Johannes Gehrts

No hay comentarios:

Publicar un comentario